Skip to content

Consejos para pasar una entrevista para la visa estadounidense

noviembre 8, 2012

En general, si entras en los Estados Unidos, ya sea con fines de turismo, de placer, de negocios o para otros, un ciudadano de un país extranjero debe obtener primero una visa norteamericana, ya sea una visa de no inmigrante para una estancia temporal, o una visa de inmigrante permanente para residencia.

Como parte del proceso de solicitud de visa norteamericana, es requerida una entrevista en la embajada estadounidense en la sección consular, para los solicitantes de 14 a 79 años, con pocas excepciones. Los solicitantes de 13 años o menores, y los de 80 años de edad y mayores, por lo general no requieren de una entrevista, salvo que lo solicite la embajada o el consulado.

Entrevista en el consulado americano

El primer paso en el proceso de solicitud de visa es la realización de la cita para dicha entrevista. Y este paso en particular, en el proceso de solicitud de visa, es donde muchos de esos sueños americanos a menudo se hacen añicos, cuando la visa es negada por alguna razón en particular.

Ahora más que nunca, la embajada de Estados Unidos es muy estricta debido a los atentados terroristas del 9-11, así como del creciente número de migrantes que se quedan y trabajan ilegalmente en Estados Unidos.

De hecho, no es ningún secreto que muchos cónsules estadounidenses pueden ser discriminatorios e intimidantes durante las entrevistas. Esto ha hecho que muchos solicitantes le teman a la entrevista puesto que sólo con preguntas y respuestas muy cortas determinarán si se concede o rechaza un visado americano.

Lamentablemente, hay un creciente número de solicitantes de visas que se les niega y esta es superior a los solicitantes que se les concede la visa.

Si de verdad quieres ir a los Estados Unidos, entonces aquí hay algunos consejos sobre las entrevistas y las visas norteamericanas, información que puede ayudarte a generar confianza en tu entrevista:

Llegue a tiempo. Es importante que llegues a tiempo o varios minutos antes de la entrevista.

Responde con confianza. La entrevista suele durar sólo unos minutos. Asegúrate de estar preparado para contestar preguntas. Esas preguntas están, en su mayoría, relacionadas con el propósito o razón de tu visita prevista a Estados Unidos. Asegúrese de responder a estas preguntas con cuidado y directamente.

Mantente enfocado. Durante la entrevista, asegúrate de indicar claramente el propósito de tu viaje. Asegúrate de que tu viaje es sólo de turismo y no tienes la intención de permanecer mucho tiempo y que eres feliz en tu país de origen.

Estar preparado con pruebas. Aunque hay algunos cónsules que ni siquiera echan un vistazo a los documentos acreditativos de un solicitante, aun así es recomendable llevar documentos que prueben que tienes suficientes vínculos a tu país para regresar. También debes comprobar que tu estancia en los Estados Unidos es sólo por un corto período de tiempo y que no tiene ninguna intención de sobrepasar el tiempo que te han autorizado. Si es posible, proporciona un historial de viajes creíble en tu pasaporte o una copia de una invitación, si tienes que asistir a una boda o un bautizo. También puedes presentar pruebas de tu actual empleo. Esto puede convencer a los funcionarios de que tu estancia sea legítima y que regresarás a tu país de origen.

Trae estos documentos básicos. Asegúrate de llevar documentos básicos, tales como: un pasaporte válido para viajar a los Estados Unidos y con una fecha de validez de al menos seis meses más del período destinado de la estancia en los Estados Unidos, comprobante de pago de la tarifa de solicitud, comprobante impreso del formulario DS160, fotografía con las características obligatorias, certificado de nacimiento, consentimiento de viaje (para menores), certificado de matrimonio (para personas casadas). También puedes traer las declaraciones de impuestos, los registros bancarios, detalles de viajes, etcétera, aunque puede que no te los pidan.

Evita la agresividad. Durante la entrevista, se tú mismo y se honesto al contestar en lugar de ser agresivo.

La decisión final de otorgar el visado recae sobre el funcionario consular, por lo que todo depende del oficial. Simplemente haz todo lo posible para responder a las preguntas y espera tener la suerte de dar con un funcionario que sea empático.

 

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: